La fecha de nacimiento podría influir en los trastornos estacionales

goodbad

En este blog ya os hemos hablado de los trastornos estacionales, aquellos que afectan a nuestro estado de ánimo en función de la época del año en la que nos encontremos. Este hecho se relaciona, principalmente, con la diferencia en las horas de luz entre el patrón estacionario de verano y el de invierno.

Pues bien, un estudio estadounidense ha relacionado la época del año en la que un individuo nace con la posibilidad de que pueda padecer un Trastorno Afectivo Estacional (TAE) en mayor o menor medida. Se trata de un estudio hecho con ratones, por lo que su aplicación en humanos está todavía pendiente de comprobar, aunque los resultados han sido bastante prometedores.

Se ha dividido a los ratones en tres grupos: los nacidos en ciclo veraniego (16 horas de día, 8 de noche); los nacidos en primavera/otoño (mismas horas de día/noche); y los nacidos en ciclo invernal (16 horas noche, 8 de día). Pues bien, los nacidos en ciclo de verano mostraban un menor patrón depresivo estacional.

Estos resultados se asocian a una mayor activación de las neuronas dopaminérgicas (que ya sabíamos que eran las responsables, en gran medida, de nuestro estado de ánimo) en el núcleo dorsal del rafe. Aunque explicarlo en detalle sería muy arduo, la traducción en el día a día es que, de nuevo, estamos ante un avance que nos irá permitiendo tratar a nuestros pacientes con mayor eficacia, y aportarles la mayor calidad de vida posible, sin que un defecto en sus neuronas pueda lastrarla.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.

Anuncios

Las alteraciones del ánimo en los cambios de estación

cambio_de_estacion

Parece que ha llegado del frío. Evidentemente, no se trata de una novedad a estas alturas del año, pero siempre nos coge algo por sorpresa. En psiquiatría notamos estos cambios estacionales, quizás no de manera inmediata, pero los psiquiatras debemos tener en mente la época del año en la que estamos trabajando. Más todavía en zonas con lluvias abundantes, como pudiera ser la nuestra.

Es bien conocido, desde hace años ya, que las condiciones metereológicas cambiantes, básicamente en las transiciones a las estaciones de primavera y otoño, repercuten en nuestro estado de ánimo. Lo lógico (y lo que a posteriori ocurre en la mayoría de los casos) es que con la llegada del otoño, por ejemplo, aumenten los casos de sintomatología depresiva. Esto puede deberse tanto a un empeoramiento del tiempo, como al menor número de horas de luz solar disponibles.

Estas alteraciones del estado de ánimo pueden ser repetidas a lo largo de la vida del paciente. Esto es, algunos pacientes presentan cambios estacionarios de ánimo casi año tras año, por las mismas fechas. Esta situación puede darse tanto en personas que tienden a presentar problemática depresiva, como, y en este segundo caso debemos permanecer especialmente atentos, a los pacientes con Trastorno Bipolar, con elevado riesgo de sufrir episodios agudos de su enfermedad en esta época del año.

Aunque son los casos más habituales, no es excepcional encontrarse con reacciones paradójicas, es decir, que con la llegada de la primavera empeoremos el estado de ánimo, y sin embargo, durante los meses de otoño se produzcan episodios de euforia desmedida. En todo caso, el resumen sería el mismo: estar especialmente atentos a los cambios de patrón anímico durante esta época, y consultar al especialista en caso de que creamos estar padeciendo alguno.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.