El Alzheimer no es sólo para viejos

alzheimerA menudo se relaciona la enfermedad de Alzheimer con personas de avanzada edad que han ido empeorando sus facultades físicas y psíquicas con los años. En este blog hemos dado ya algunas pistas de los síntomas que nos pueden llevar a solicitar una consulta con el médico en relación a esta dolencia. Ahora nos gustaría hacer hincapié en que, contrariamente a la creencia social de que se trata de una enfermedad que afecta a personas de avanzada edad, el Alzheimer puede empezar a desarrollarse desde los 30 años.

Un estudio publicado recientemente en la revista Journal of the American Medical Association indica que entre 20 y 30 años antes de que se empiecen a notar los síntomas de la enfermedad se pueden detectar las llamadas “placas” cerebrales, en las que trozos de una proteína llamada beta amiloidea se aglomeran de forma anómala. Estas placas, junto con otra carga genética, son más comunes entre las personas con riesgo de sufrir Alzheimer.

¿Cuáles son las consecuencias de este descubrimiento? Significa un paso más en la detección precoz de la dolencia y esto tiene una repercusión muy positiva en la futura evolución de la enfermedad. Facilita una intervención temprana y, sobre todo, la prevención del inicio de la demencia.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.

Anuncios

La esquizofrenia y el Alzheimer podrían tener un origen similar

alzheimer

Patologías psiquiátricas bien diferenciadas entre sí, como la Esquizofrenia o la demencia tipo Alzheimer podrían tener un origen bastante similar. Desde hace ya muchas décadas se entiende que puede haber cierta similitud, tanto es así que los primeros investigadores de la Esquizofrenia la denominaron “demencia precoz”. Esto se debe a que los pacientes con Esquizofrenia que no seguían un tratamiento adecuado sufrían un deterioro cognitivo acentuado, presentando, por así decirlo, un cerebro muy envejecido para su edad.

En la actualidad se han ido separando adecuadamente esas dos patologías, sin que por ello se haya perdido de vista la sintomatología que puedan compartir. En ese sentido un reciente estudio británico ha comparado los resultados de las resonancias magnéticas de población sana con las de población afectada por Esquizofrenia o Alzheimer (formaron parte voluntarios de entre 8 a 85 años). Pues bien, determinadas zonas cerebrales que tienen su proceso de madurez principal en el final de la adolescencia suelen ser las primeras en deteriorarse en los casos de los sujetos enfermos.

Si bien a día de hoy no se conoce ningún tratamiento curativo para ninguna de las dos patologías, es cierto que, sobre todo en el caso de la Esquizofrenia, en el que los años de vida que le quedan al paciente son todavía muchos, las opciones de una calidad de vida alta y un retraso del deterioro propio de la enfermedad son más que posibles. En los casos en los que exista la más mínima duda del padecimiento de la enfermedad, es importante ponerse en contacto con un especialista, para que nos informe de si existe patología y de los pasos a seguir.

La finalidad es siempre la misma: hay enfermedades que no sabemos curar, pero sí sabemos cuidar lo mejor posible de esos pacientes, e intentar que sus problemas sean lo menos incapacitantes posible.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.