Mejorando la calidad de vida: el tratamiento precoz de la psicosis

test-esquizofrenia-brote-psicotico

Las psicosis son un grupo de enfermedades psiquiátricas que pueden llegar a afectar a algo más del 1% de la población total. Seguramente el tipo más conocido de psicosis en la sociedad sea la Esquizofrenia, de la que ya os habíamos hablado con anterioridad. La mayoría de las psicosis comparten ciertos síntomas comunes como la presencia de alucinaciones o delirios.

El mayor problema de las psicosis es que en un gran porcentaje de pacientes que las sufren, la conciencia de enfermedad (el saber que uno está enfermo) es muy escasa, o a veces nula. Esto hace que en muchas ocasiones no acudan al especialista o que, cuando por fin lo hacen, la enfermedad esté ya bastante avanzada.

Las psicosis producen sintomatología grave también a largo plazo, como por ejemplo un aumento del déficit de memoria y otras capacidades como la concentración y la atención. Tanto es así, que los primeros estudiosos de la Esquizofrenia la denominaron «demencia precoz», pues los síntomas, después de algunos años de padecerla, pueden ser similares a los de una demencia.

Para ello es fundamental un diagnóstico y tratamiento lo más precoz posible. No solo porque a corto plazo podremos evitar procesos traumáticos como ingresos hospitalarios, o el mantenimiento de la angustia que crean los síntomas de la psicosis, sino con la finalidad de evitar el desarrollo de discapacidades a largo plazo. Además, una intervención temprana no solo evita sufrimiento al paciente, sino también a las familias, y mejora las cifras de suicidio o ingresos hospitalarios en estos pacientes.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.

Un tercio de la población europea sufre trastornos mentales, y su esperanza de vida es menor

salud-mental

El pasado 10 de octubre se celebró el Día Mundial de la Salud Mental. Por ese motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo público un informe en el que se concluía que hasta un tercio de la población europea sufre algún trastorno mental, y que su esperanza de vida puede ser hasta entre 10 y 25 años menor.

Parte de este problema nace del estigma social que se sufre al padecer un trastorno mental. Los pacientes retrasan mucho la consulta con el psiquiatra, motivo por el cual varias patologías pueden tener unas consecuencias más serias que haciendo un diagnóstico y tratamiento precoz. Además, la OMS ha puesto en marcha el Plan de Acción de Salud Mental Europea, para asegurar tratamientos seguros y eficaces a estos pacientes.

Este plan busca que los profesionales de la salud mental, además de aportar tratamiento específico para la enfermedad en cuestión, no perder de vista la intención de crear “oportunidades que permitan a las personas con problemas de salud mental participar plenamente en la vida comunitaria y familiar”.

Se refieren, principalmente, a los casos de pacientes que sufren esquizofrenia, en donde la esperanza de vida se ve seriamente afectada, entre otras cosas, por padecer mayor número de enfermedades somáticas como obesidad, diabetes, etc. Además, son pacientes que llevan una vida con acusada tendencia al sedentarismo, marginación social, dificultades para el acceso a oportunidades laborales, etc, lo que empeora también su pronóstico no solo social, sino también vital.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.