10 preguntas que puede hacerse para saber si está deprimido

depresion

La depresión no es un proceso que pueda diagnosticarse a través de un test, sino de una consulta con un especialista, en la que se exploren concienzudamente los factores que pueden repercutir en la salud del paciente a nivel mental y físico, pero sí se puede orientar a alguien que teme poder estar padeciendo una depresión con algunas preguntas clave. Las siguientes serían diez cuestiones que nos ayudarían a saber si podemos estar enfermos. Estarían referidas siempre a sintomatología que se pudiese haber presentado en las últimas dos semanas:

1: ¿Ha mostrado poco interés o placer haciendo cosas?
2: ¿Se ha sentido decaído, deprimido o sin esperanzas?
3: ¿Ha padecido insomnio o ha dormido de más?
4: ¿Se ha sentido cansado o con poca energía?
5: ¿Ha tenido falta de apetito o ha comido de más?
6: ¿Se ha sentido mal consigo mismo, ha quedado mal con su familia o consigo?
7: ¿Ha presentado dificultades de concentración: leer el periódico, ver la TV?
8: ¿Se ha estado moviendo lento o, al contrario, de forma algo agitada?
9: ¿Ha visto cómo sus relaciones sociales han disminuido?
10: ¿Ha tenido el pensamiento de que estaría mejor muerto, o de lastimarse a sí mismo?

Con que tres de estos factores (especialmente alguno de los dos primeros) hayan aparecido más de la mitad de los días durante las últimas dos semanas, se debería tomar en serio la posibilidad de consultar a un especialista sobre si puede estar deprimido y, de estarlo, cuáles serían los pasos a seguir idóneos para su recuperación.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.

Anuncios

El retraso en la emancipación aumenta la depresión entre los jóvenes

desempleo-juvenil

Las circunstancias socioeconómicas que nos está tocando vivir están cambiando tanto a los individuos como a sus demandas en psiquiatría. Ya os habíamos hablado de algunas consecuencias de la crisis económica sobre nuestra salud mental, y a medida que va pasando el tiempo, vamos siendo conscientes de otras.

Una de ellas es el retraso en la edad de emancipación de los jóvenes. Muchos de ellos no consiguen abandonar el hogar paterno hasta una edad muy avanzada, si es que llegan a conseguirlo en algún momento. Ello lleva consigo una menor madurez y mayor dificultad para afrontar frustraciones diarias, lo que tiene como consecuencia ansiedad, irritabilidad, insomnio y sintomatología depresiva.

Uno de los objetivos de todo ser humano es sentirse útil, y a menudo esa utilidad viene de la mano de una ocupación. Cuando uno no consigue encontrar un trabajo, y siente que depende de terceros para poder seguir accediendo a una vivienda y a cualquier otro tipo de sustento, la autoestima se ve afectada y eso desemboca a menudo en episodios depresivos.

Aunque, como siempre digo, visitar a un especialista no va a hacer que consigamos un trabajo, es importante consultar ante la aparición de cualquiera de estos síntomas enumerados con anterioridad, pues sí se puede procurar una mejor tolerancia a nuestra situación, y evitar problemas de salud graves en un futuro.

Dr. Alberto Ramos Caneda
Especialista en Psiquiatría
CliniqSantiago
981 56 49 40
alberto.ramos.psiquiatra@gmail.com

*Si en algún momento consideráis oportuno hablar de algún tema en concreto, podéis hacer vuestra pregunta/sugerencia en los comentarios.